Publicada en

Aprende a usar una desbrozadora

Usar una desbrozadora es algo sencillo, pero lo más importante es que aprendas a familiarizarte con ella rápidamente. Así tu trabajo será más rápido y sencillo. A continuación te explicamos, en unos breves pasos, como preparar tu desbrozadora para que sea lo más útil posible para ti. Puedes ver esta gran comparativa de Pedro si lo que quieres es comprar una desbrozadora.

Cómo usar una desbrozadora

Paso 1: Llena la desbrozadora de gasolina y comprueba el aceite. A pesar de que las desbrozadoras tienen diferentes diseños y opciones individuales, normalmente este paso se cumple en todo tipo de modelos.

Paso 2: Ajustes varios. El ajuste del arnés desempeña un papel esencial ya que es éste el que distribuye el peso de la máquina por el cuerpo para que no sufras tensiones innecesarias o tirones desagradables que podrían dañar tu espalda. Lo ideal es que no tomes el arnés manera holgada, sino que éste quede firmemente asentado y ajustado al cuerpo.

Paso 3: Ajusta el punto de suspensión de la máquina. Realizando este paso lo que consigues es que de manera simple y fácil puedas obtener el ángulo de trabajo correcto con respecto al terreno. De esta forma también el resultado de tu trabajo será más limpio y ordenado.

Paso 4: Otros puntos de fijación en una desbrozadora. Todos los puntos de ajuste de una desbrozadora permiten por una parte que la herramienta de corte funcione en posición paralela con respecto al suelo. Así pues, una vez que hayas comprobado que la máquina esté correctamente equilibrada, puedes apretar el botón de encendido.

Paso 5: Si tu desbrozadora chisporrotea y suena como si estuviera tratando de arrancar, pero no es así, comprueba que tiene suficiente gasolina en el tanque.

hombre con desbrozadora

 

Si no se inicia, comprueba que la bujía está haciendo un contacto correcto. Finalmente, si todo esto no ha resultado, te recomendamos que leas el manual. Si todavía no puedes conseguir que tu desbrozadora funcione, consulta alguna página de desbrozadoras especializada o prueba a inspeccionarla con el manual de usuario en la mano.

¡Mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *