Publicada en

Rollerjoring: patines y perros una mezcla explosiva

A medida que el tiempo mejora  y las temperaturas suben la práctica del mushing se hace imposible (ver explicación al final de la entrada). Esto me ha hecho recordar un video que grabé en Junio del año pasado.

Cosas a favor:
-Te lo pasas en grande.
-Los perros también.
-Es una forma interesante y divertida de contribuir a mantener la condición física ganada durante la temporada.

A tener en cuenta:
-Necesitas una zona con agua cerca para que, literalmente, los perros se enfrien (el carril-bici que se ve en el video discurre paralelo a un canal de agua).
-El asfalto es demasiado duro y los perros pueden acusarlo tanto en los plantares como en algunas articulaciones.
-Los dos puntos anteriores implican un tercero y es que moderes las distancias a recorrer practicadas en cinta. Durante esos días no hicimos nunca más de 2 km seguidos, con chapuzón en cada parada, no haciendo más de 6 km totales.
-No ser tan cazurro como yo y llevar el material necesario: arneses, linea de tiro, cinturón de skijoring/canicross, y casco.
-Siendo verano la primera o última hora del día sería lo ideal.

La explicación de porqué se acaba la temporada en  cuanto suben las temperaturas es la misma de porqué “perros de tiro” es casi sinónimo de “perros de trineo” y de porqué esta actividad tiene su origen en zonas de nieve y hielo. ¡Como me enrollo!, y todo para decir que es porqué los perros no transpiran por la piel, vamos que no sudan, y aunque se ahorran lo suyo en desodorantes, supone un gran problema cuando sube la temperatura ambiente ya que no termorregulan bien. La transpiración por la lengua (jadeo) y por los plantares de los pies puede no ser suficiente para disipar la suma del calor ambiental con el aumento de la temperatura corporal debido al ejercicio.
Consecuencia: Su temperatura puede aumentar hasta producir desde calambres musculares, postración por calor, hasta un golpe de calor, cuyas consecuencias,en el peor de los casos, pueden ser fatales.
Alguno se estará preguntando ¿Y entonces a que temperatura no salgo a tirar con los perros?
La respuesta corta es que por seguridad no salgas a tirar por encima de los 14-16ºC. Muchos mushers no corren ni por encima de los 10ºC. La reglamentación vigente no permite competir por encima de 16ºC.
La respuesta completa es que teniendo en cuenta todo lo anterior, si existe una ayuda externa que facilite al perro su termorregulación puedes correr, de manera recreativa, pequeñas distancias sin ningún riesgo. Digo pequeñas distancias porqué si las incrementas demasiado no tendrás ni idea de cuando la temperatura del perro puede estar subiendo en exceso, sobre todo los que corran con una motivación alta.
Literalmente os propongo una serie de preguntas sobre la nutrición de nuestros fieles compañeros. Os invito a intentar encontrar vosotros las respuestas, aunque el sentido común puede

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *