¿Cómo elegir la carrera que mejor se adapte a ti?

Cuando el bachillerato se acerca a su fin, también se da comienzo a una nueva etapa más, en lo que a estudios se refiere. Se trata de los estudios universitarios o profesionales. Y cada vez, se hace más evidente la necesidad que tienen los jóvenes de ser orientados al respecto, para tomar la mejor decisión.

Lógicamente, existen algunas personas, esas que yo llamaría afortunadas, que desde siempre han sabido lo que desean estudiar y que profesión ejercer a futuro, y mejor aún, cuentan con las capacidades y actitudes para desempeñarse en ella. Sin embargo, la gran mayoría de los jóvenes, parecen transitar esta etapa, como si anduvieran en un completo limbo.

Y es que prácticamente, son lanzados a un mundo desconocido, lleno de múltiples opciones, sin darle las herramientas para tomar la mejor decisión, pese a que será una de las más trascendentales de su vida. Es por ello, que se hace necesario, activar la orientación en este sentido.

Desde este post, nuestro aporte será, mostrar unas sencillas maneras de elegir la mejor carrera para cada quien, esa que se adapte a su personalidad, gustos, intereses y por supuesto que responda a un interés de estudio. Así que veamos entonces, los pasos a seguir para la toma de decisiones al momento de considerar una carrera de estudios.

Auto explórate

Es fundamental, conocerse a sí mismo, no solo para este aspecto en particular, sino para tomar cual decisión a lo largo de la vida. Pero en el caso de la elección de carrera de estudios, es imprescindible tener bien en claro este aspecto para saber que carreras o áreas de estudio son las que mejores se adaptan a cada quien.

Entonces, se debe tener bien en claro el carácter que define a la persona, es decir cómo se desenvuelve socialmente, de forma intro o extrovertida, los gustos y aficiones, la socialización con otras personas. Las fortalezas y debilidades que le definen. Es buena idea también, tener siempre en mente aquellas asignaturas o materias en las cuales se poseen mejores aptitudes y en cuales se presentan fallas, para tomar una decisión acorde a ello.

Los valores o principios, que definen a cada persona, también son importantes de respetar y considerar, además de las pasiones e intereses, esos que cuando se llevan a cabo, hacen que el resto del mundo desaparezca completamente.

Otra buena sugerencia a considerar, es imaginar las competencias que debe tener el trabajo ideal, es decir que aspectos o cualidades debería desarrollar o mantener en la persona, para hacerlo de interés o atractivo, para ser estudiada la carrera que permita ejercer dicha profesión. Finalmente, una opción más, que ayuda en la autoexploración vocacional, es la realización de test de evaluación, para orientar mejor a los jóvenes, e incluso un profesional en esta área resulta ser de mucha ayuda.

Explora las posibilidades

Son tantas las opciones de carreras que se pueden estudiar, que es posible que el estudiante se sienta abrumado ante tanta información. Entonces, lo ideal, es tomando en consideración, la información obtenida de la autoexploración, comenzar a explorar las carreras que más se acerquen a lo deseado.

Podría, incluso acercarse a las instituciones universitarias en donde se imparten las carreras que resultaron atractivas inicialmente, esto permitirá identificarse con la misma o darse cuenta que no es tan idónea como se pensaba. Finalmente es necesario, definir por lo menos tres posibles alternativas que resultaron ser las finalistas en el proceso de selección.

Decide

Ya que se tienen las opciones principales, es momento de evaluar las instituciones, años de estudios, campos de ejercicios, ventajas y desventajas de cada centro educativo y así tomar la mejor decisión, ajustada a la realidad personal de cada quien.